La revista de la productividad en Latinoamérica

¿Qué es IPv6 y por qué no está implementado al 100%?


Por: ARSY 

IPv6 es la versión 6 del Protocolo de Internet (Internet Protocol), es decir, es la sexta versión del protocolo que hace posible conectar dispositivos en Internet, identificándolos con una dirección unívoca. Es la nueva versión de IP tras IPv4 (IPv5, en realidad, fue una versión experimental en el año 1979, conocida como protocolo ST y que nunca se utilizó). La necesidad de diseñar una nueva versión del protocolo surge a raíz del agotamiento del espacio de direcciones disponibles en IPv4.

Cada dirección IPv4 se compone de cuatro dígitos de ocho bits (por ejemplo, 127.0.0.1), lo cual permite generar 2^32 direcciones únicas, aproximadamente 4.300 millones. Este número es claramente insuficiente teniendo en cuenta que, solo hablando de smartphones, existen unos 2.700 millones de dispositivos en el mundo —pero se superaron los 4.300 millones de conexiones IP vía smartphones a finales de 2017—, a los que hay que sumar todos los dispositivos electrónicos que se conectan a Internet, tales como ordenadores personales, portátiles, eBooks, y también servidores como el de correo, DNS o FTP, por poner unos pocos ejemplos.

Esos números crecerán todavía más a corto plazo con la implantación del Internet de las Cosas, que permitirá un crecimiento en conexiones celulares del 30% anual, según Ericsson, mientras que algunos estudios cifran en más de 40.000 millones los dispositivos conectados que existirán en 2023.

La necesidad de un nuevo espacio de direccionamiento da origen a IPv6
Partiendo de esa necesidad imperiosa de conseguir nuevas direcciones únicas para los dispositivos conectados —algunos ejemplos serían cualquier dispositivo inteligente como luces, Smart Locks, termostatos conectados, televisiones o el coche autónomo—, se diseñó IPv6 para expandir este universo por encima de los 340 sextillones de direcciones.

En otras palabras, existen en IPv6 2^128 direcciones formadas por ocho grupos de cuatro dígitos hexadecimales. Un ejemplo sería 2001:0DB8:0000:0000:0000:0000:1428:57ab. Como vemos, las direcciones IPv4 e IPv6 son incompatibles, por lo que para su convivencia es necesario definir los mecanismos de transición IPv6, que podemos encontrar en el RFC 4213.

Algunas ventajas adicionales de IPv6 sobre IPv4 son que puede manejar paquetes de manera más eficiente, mejorar el rendimiento y aumentar la seguridad. Además, permite a los proveedores de servicios de Internet reducir el tamaño de sus tablas de enrutamiento, haciéndolos más jerárquicos. En este artículo hablamos algo más sobre estas ventajas.

A pesar de que las redes de operadores y los ISP ya han comenzado a implementar IPv6 en sus redes, con las redes móviles a la cabeza, queda mucho por hacer. El gran problema es el de los dispositivos que no tienen capacidades IPv6. Esto hace que el ratio de adopción de este nuevo protocolo sea muy lento en algunos países —en España nos quedamos en un mero 2,16% frente a, por ejemplo, EE. UU. Con un 35,32%, India con un 34,61%, o Alemania con el 41,16%, según las estadísticas de Google—.

Algunas de las razones que se esgrimen para explicar el lento despliegue de IPv6 son la complejidad, los costes y el tiempo necesario para completar dicha transición. Además, algunos proyectos se han retrasado debido a problemas con la compatibilidad del software.

La realidad, hoy, es que nadie usa IPv6 de manera exclusiva. Todos los operadores públicos y la mayoría de los privados deben ofrecer compatibilidad total con el resto de los operadores y en la mayor cantidad de aplicaciones y puntos posibles, con lo cual disponen de tres opciones:

No hacer nada y quedarse en IPv4.
Implementar dual-stack y operar con ambas versiones de IP.
Pasarse a IPv6 nativo en los elementos compatibles de sus propias redes e implementar algún tipo de traducción o tunneling con otras redes no compatibles.

Como nos podemos imaginar, la tercera es la opción correcta y, aunque llevará más tiempo hasta la implantación total —si es que se llega a desterrar por completo a IPv4, algo que habrá que ver—, es la que se revela más escalable y económicamente viable.

Fuente: https://www.arsys.es/blog/soluciones/que-es-ipv6/

Share this:

Publicar en la Revista

 
Copyright © Gerencia Industrial Latinoamérica. Designed by OddThemes